Datos curiosos del sudor

Todo lo que no sabes del sudor

Fecha
12 junio, 2022

Casi nada tiene tan mala fama como el sudor. Ver que alguien tiene el rostro sudado o las axilas de la camisa mojadas genera cierta sensación de incomodidad. A pesar de ser algo muy natural (y necesario para el buen funcionamiento del cuerpo), provoca vergüenza al que lo sufre y cierto rechazo en quien lo ve.

Puede que el motivo de desagrado sea porque es poco estético, porque evidencia que estamos nerviosos o porque lo relacionamos con falta de higiene y mal olor. Incluso, el miedo, a veces, se manifiesta con un sudor frío que recorre la espalda.

Al final de todo, nos guste o no, el sudor es vital para el ser humano, porque tiene varias funciones en el cuerpo: controla la temperatura corporal; implica una función emocional, cuando sentimos miedo, estrés, tensión; una función excretora, para eliminar los productos de desecho y otras secundarias.

Enfocándonos un poco en la función principal, y para que se hagan una idea del gran trabajo que realiza el sudor sobre nuestro cuerpo, la temperatura media del cuerpo es de 36-37 grados, aunque puede variar según la hora del día o a lo largo de la vida. Aumenta cuando realizamos ejercicio físico, cuando hay calor en el ambiente, también por exceso de peso o por algunos alimentos, como los picantes. Gracias a que el aumento de temperatura es detectada por el hipotálamo,  se envían mensajes a través de las neuronas hasta los millones de glándulas sudoríparas que tenemos, para que produzcan más sudor. Ese sudor en la superficie de nuestra piel se evapora y es lo que nos enfría ¿se lo habían imaginado?

Sudor

Y no solo eso, aquí les dejamos otros datos interesantes sobre el sudor.

Curiosidades sobre el sudor

  • Hay personas que por la misma circunstancia sudan más y otras que sudan menos, es una cuestión genética.
  • Los que sudan mucho corren más riesgo de deshidratarse cuando hace mucho calor, así que deben beber agua, aunque no tengan sensación de sed.
  • Haciendo ejercicio intenso se puede perder un aproximado de 2.5 litros de sudor por hora, por lo que, además de agua, hay que reponer los electrolitos, de no hacerlo, hay un riesgo para nuestro cerebro.
  • Los que sudan poco tienen más opciones de sufrir un golpe de calor, porque este mecanismo de enfriamiento del cuerpo lo tienen disminuido. En general, suelen ser los niños, dado que no tienen este sistema completamente desarrollado, los adultos mayores y los enfermos crónicos.
  • La afección por sudar poco recibe el nombre de anhidrosis y la patología en la que se suda en exceso se denomina hiperhidrosis.
  • La toxina botulínica, más conocida como bótox, no solo sirve para evitar las arrugas, también es bastante efectiva contra la sudoración, pero el efecto tiene una duración limitada.
  • Cuando no se suda por las axilas, se suda por otras partes del cuerpo, a esto se le llama sudoración compensatoria
  • El sudor no huele a nada. Lo que provoca el mal olor es la microbiota; es decir, la flora de la piel que, básicamente, son bacterias, hongos, hasta parásitos.
  • En las axilas tenemos una microbiota diferente a la que tenemos en otros sitios, por eso hay olores diferentes en nuestro cuerpo.
  • El mal olor también se puede deber a algunos fármacos; por ejemplo, los recetados para el Parkinson. Algunos alimentos también pueden incrementarlo y algunas patologías.
  • La flora de la piel cambia a lo largo de nuestras vidas, por eso los niños huelen diferente a los adultos.
  • La fibrosis quística se puede detectar a través del sudor.
  • En células de cáncer de mama invasivo y en neuronas cerebrales aparece un péptido llamado dermicidina que también está en el sudor.

No veamos el sudor como el enemigo, aprendamos a manejarlo, a vivir con él y busquemos la ayuda de profesionales cuando creamos que se sale de lo normal.